Los últimos de Filipinas: The Return

“Dice un periódico de Barcelona:

Recientemente llegó a Sabadell, desde Cádiz, habiendo hecho el viaje a pie, un infeliz soldado procedente de Filipinas, que después de haber permanecido más de un año prisionero de los indígenas, logró huir nadando, dirigiéndose a Manila.

En cuanto llegó a Sabadell, el alcalde avisó al de Tarrasa, de donde es vecino el repatriado, y esta autoridad dispuso que en carruaje fuese trasladado a dicha ciudad para su ingreso en el hospital. El desgraciado defensor de la patria es hijo de una familia aragonesa que vivía en la calle del Valle de Tarrasa. A su regreso de Filipinas, no ha encontrado a ningún individuo de su familia, pues su madre y hermano habían muerto, y su padre se marchó a Aragón, su país nativo”

La Cruz: diario católico. Año III, nº642, diciembre de 1903.