Hoću, majko, hoću

Del polémico grupo serbio Riblja Čorba, Hoću majko hoću, un animado y pegadizo himno para barrenderos, basureros y otras gentes que currelan a diario en la limpieza. La letra viene a decir aquello de Mamá quiero ser artista, pero con menos ilusiones por el artisteo alfombrado de rosas y más interés por los profesionales del saneamiento urbano que encuentran la felicidad entre los desechos de la calle, enfundados en vistosos uniformes. Se puede cantar a coro, compañeros. Aquí, por supuesto, la podéis también disfrutar: